Ministerio de Relaciones Exteriores
Martes, 20 Enero 2015 09:28

Trabajando por nuestro más preciado logro

Escrito por  Hugo Martínez / Ministro de Relaciones Exteriores
Valora este artículo
(0 votos)

La conmemoración del XXIII Aniversario de los Acuerdos de Paz, el pasado 16 de enero, ha sido una verdadera oportunidad para que, como pueblo salvadoreño, reflexionemos sobre los avances logrados en estos años de construcción de nuestra democracia, pero también para que asumamos los desafíos que nos depara el futuro.

Desde el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, estamos conscientes de que tenemos camino por delante para alcanzar el pleno desarrollo de nuestra gente, que tenemos mucho trabajo por hacer para superar las causas estructurales que han estado enraizadas en nuestro país y que durante tantos años impidieron que los salvadoreños y las salvadoreñas transitaran hacia mayores niveles de progreso, con inclusión y equidad.

Reconocemos que debemos también enfrentar nuevos retos globales, como procurar la seguridad alimentaria de nuestra gente, adaptarnos a los efectos del cambio climático, combatir el crimen transnacional, entre otros que impactan a nuestros pueblos y que inciden en el diseño de las políticas públicas.

Pero como también lo hemos dicho, esos desafíos hoy los enfrentamos, gracias a la voluntad que tuvimos hace 23 años, en un escenario de libertades, de tolerancia, de respeto a los derechos humanos y en el marco de la institucionalidad democrática que hemos venido consolidando a partir de los Acuerdos de Paz.

Esos acuerdos, que en aquel momento buscaban primordialmente poner fin al conflicto armado y sentar las bases para la edificación de un nuevo El Salvador, nos abrieron la puerta para que atendiéramos, a partir del diálogo, los grandes temas de país.

Y es siguiendo entonces esa vocación que, hoy en día, continuamos tendiendo puentes de entendimiento con todos los sectores, pues sabemos que es con el aporte de ellos –la sociedad civil organizada, la academia, el empresariado, la Iglesia, los políticos– que podemos responder a los problemas que nos aquejan, tal como lo estamos haciendo ya con el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que de la mano de la comunidad internacional ha formulado ya propuestas concretas para atender el tema de seguridad con la urgencia que amerita. Otro tanto estamos haciendo también con los partidos políticos, que han asumido la tarea de iniciar un diálogo permanente alrededor de asuntos de prioridad nacional.

Por esa forma de continuar buscando acuerdos, y por el ejemplar cumplimiento de los compromisos adquiridos aquel 16 de enero de 1992, en Chapultepec, México, es que debemos sentirnos orgullosos, porque como nación hemos sabido enaltecer el nombre de El Salvador y colocarnos incluso como un referente a escala internacional en materia de resolución de conflictos.

Ya lo decía el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, a quien agradecemos por habernos honrado con su presencia en esta conmemoración y por respaldar nuevamente nuestro proceso. La paz, manifestó, es nuestro regalo a la humanidad, es nuestro legado, porque los esfuerzos y la experiencia de El Salvador, que ha sido retomada por la ONU en sus misiones en otros países, “han ayudado a promover la paz en prácticamente todos los rincones del mundo”.

Pero la paz, dijeron también el secretario Ban Ki-moon y el presidente Sánchez Cerén, en consonancia con el lema que como gobierno promovimos para este XXIII Aniversario, se construye día a día, en un camino en el cual debemos seguir trabajando unidos y unidas.

Tenemos nuevos retos como sociedad, pero en retrospectiva, tenemos también mucho para celebrar, para reafirmar nuestro compromiso con la consolidación de la democracia y para seguir trabajando por nuestro más preciado logro.

Visto 655 veces

Manual Operativo

Whatsapp
Whatsapp