Ministerio de Relaciones Exteriores
Viernes, 25 Septiembre 2015 14:45

Palabras del presidente Salvador Sánchez Cerén en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno sobre la Agenda Post 2015. Nueva York, 25 de septiembre de 2015

Estimadas y estimados representantes de los pueblos del mundo.

Para el pueblo de El Salvador, esta cumbre que definirá los destinos de la humanidad, ocurre en un año especial, el año de la beatificación de nuestro arzobispo mártir Oscar Arnulfo Romero.

La beatificación de esta voz universal acompañará los objetivos de este encuentro mundial, pues Monseñor Romero trabajó y ofrendó su vida por los ideales de justicia y dignidad humana que hoy nos proponemos.



Amigas y amigos,

Que el mensaje de valentía y paz del beato Romero nos guíe también en esta cumbre y nos de impulso para construir bienestar y felicidad en el planeta.

En nombre del Gobierno de El Salvador quiero expresar que nos sentimos honrados de ser parte de este momento histórico para la humanidad.

Hoy iniciamos una nueva etapa donde nos comprometemos a no dejar atrás a nadie, acogiendo para ello una Agenda de Desarrollo Sostenible de carácter universal.

Partimos sobre los grandes esfuerzos hechos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio que permitieron avances sustanciales, aunque no se cumplieron a nivel mundial todas las metas.

En El Salvador logramos importantes avances en su cumplimiento a pesar de que enfrentamos enormes dificultades ambientales y económicas.

Sequías, terremotos y tormentas tropicales como la 12E que provocó daños equivalentes al cuatro por ciento de nuestro Producto Interno Bruto en el 2011.

Pese a ello, El Salvador ha dado importantes pasos en los últimos años en materia social y alcanzó la mayoría de los indicadores planteados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Desde el 2009, decidimos hacer de lo social la principal prioridad del Estado, implementando políticas públicas orientadas a la inclusión socio-económica y educativa, a la seguridad ciudadana y la protección del medio ambiente.

Con el inicio de mi gobierno, en el 2014, fortalecimos la capacidad del Estado para cumplir con sus responsabilidades sociales y el sistema de protección ambiental, así como la recuperación gradual de ecosistemas.

Consolidamos las bases de un Sistema de Protección Social Universal, con énfasis en políticas y estrategias para los grupos vulnerables, y la mejora de infraestructura y servicios básicos.

Nos llena de orgullo poder decir al mundo que ahora en El Salvador todos los estudiantes de la enseñanza pública reciben gratuitamente sus útiles escolares, uniformes, zapatos y alimentación.

Hemos logrado la universalidad de los servicios de salud pública que ahora nuestro pueblo recibe con calidad y calidez.

En el 2012 sobrepasamos la meta de reducción de hogares en pobreza extrema.

Para el 2013 la cobertura de educación primaria fue de 93 por ciento, y con el compromiso de miles de jóvenes voluntarios trabajamos por erradicar el analfabetismo.

El Salvador superó las metas de reducción de mortalidad materna, de hogares con acceso al agua potable, de igualdad de género y de empoderamiento de la mujer.

Continuaremos cumpliendo las metas de desarrollo acordadas y los nuevos objetivos que hoy adoptamos.


Señoras y señores,

La humanidad vive grandes transformaciones en todos los ámbitos y crece el consenso entre los pueblos, de que el desarrollo debe ubicar en todo momento al ser humano como eje central y fin último de sus objetivos.

Sobre la base de la dolorosa experiencia de guerras y conflictos, que muchos países hemos sufrido, debemos asumir con responsabilidad y valentía el compromiso con la vida y la consolidación de la paz.

La vida en el planeta con toda su diversidad biológica y cultural sigue estando en peligro, la madre naturaleza nos reclama por los siglos de maltrato a la que la hemos sometido.

Esta Cumbre se presenta como una oportunidad sin precedentes, ya que por primera vez el documento que adoptaremos fue construido con los aportes de todos los países y contó con una participación activa de la sociedad civil.

Se nos presenta una oportunidad de decidir de forma concertada un nuevo camino para mejorar la vida de nuestros pueblos.

Aprovechemos esta oportunidad.

La experiencia nos ha enseñado que para alcanzar el desarrollo sostenible, es fundamental que la comunidad internacional aborde la igualdad entre países y generaciones, respetando la soberanía y los principios de responsabilidades comunes pero diferenciadas, así como las vulnerabilidades y problemas particulares de los países.

Señoras y Señores,

Sabemos que para el cumplimiento de la Agenda Post 2015 y para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es indispensable construir un nuevo modelo de cooperación internacional, ampliar la Cooperación Sur-Sur, y cambiar la estructura actual del financiamiento para el desarrollo.

Es necesario que la revisión del sistema de financiamiento para el desarrollo esté basada en una visión integral y plural, en función del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Igualmente, es imperativo que los países en desarrollo estén debidamente representados en el proceso de revisión de la estructura del sistema financiero, por lo que se debe aumentar su participación a la hora de definir y establecer normas internacionales y en la toma de decisiones.

Señoras y Señores,

El Gobierno de El Salvador ejecuta el Plan Quinquenal para el desarrollo sobre la base del espíritu plasmado en la Cumbre del Milenio del 2000.

Para realizar este plan, El Salvador cuenta con el valioso apoyo y acompañamiento de países amigos y socios estratégicos, con los cuales implementamos proyectos de gran impacto como Ciudad Mujer, FOMILENIO II, Generación de Energía limpia, la Ciudad de la Niñez y la Adolescencia.

También el Programa Una niña, Un niño, Una Computadora, y muchos más en las áreas de salud, seguridad ciudadana, justicia, inclusión social, y en el fortalecimiento del diálogo y el entendimiento nacional, clave para profundizar la democracia.

Agradezco de manera especial ese apoyo para contribuir al desarrollo sostenible de mi país.

Esperamos continuar con su invaluable contribución para garantizar el cumplimiento de esta Agenda de desarrollo hacia el 2030.

Estoy convencido que sólo uniendo voluntades, capacidades y recursos podremos alcanzar los Objetivos y metas planteadas para los próximos 15 años.

Para concluir, deseo subrayar que los compromisos que hoy asumimos no corresponden solamente a las futuras generaciones, son un deber de la presente generación.

Les invito a que transitemos con unidad, valor y esperanza, sin vacilaciones, de la palabra a los hechos.

Eso es lo que esperan de nosotros, nuestros pueblos.

Muchas Gracias

Visto 1273 veces

logo campamento kuskatan

Whatsapp
Whatsapp