Portal de TRansparencia

Canciller Castaneda reitera beneficios del establecimiento de relaciones con China Popular a Comisión Política de la Asamblea Legislativa

Publicado el 29 de agosto, 2018

El canciller de la República, Carlos Castaneda, asistió a la Comisión Política de la Asamblea Legislativa con la finalidad de abordar con los diputados los pasos seguidos por el Gobierno de El Salvador en el proceso para el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China, y los múltiples beneficios que esta decisión trae al país.

En dicha sesión, que tuvo una duración de seis horas, también estuvieron presentes el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Jaime Miranda; la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; así como la ministra de Economía, Luz Estrella Rodríguez y el secretario de Comunicaciones y Gobernabilidad, Roberto Lorenzana.

“Como parte de la política exterior salvadoreña, hemos establecido una forma de hacer este trabajo de manera abierta al mundo, que permita la ampliación de nuestro relacionamiento en el concierto de las naciones. Esta afirmación se respalda con el siguiente dato, y es que, desde junio de 2009 a la fecha, como país hemos entablado 29 nuevas relaciones diplomáticas. En todos los casos, se ha tenido en cuenta las potencialidades y las oportunidades que puedan brindar a El Salvador”, afirmó el ministro Castaneda.

“Esto en el marco de nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo y con el claro objetivo de atraer más beneficios al país, en diversos campos como la cooperación, comercio, economía, social, cultural, entre otros. Por ello, quiero reiterar que la decisión de establecer relaciones diplomáticas con un país busca siempre sumar apoyos y nunca restar o dividir. Mucho menos, afectar relaciones diplomáticas históricas y estratégicas, ya existentes”, agregó.

En esa línea, el titular de la Cancillería expresó que con la apertura de vínculos diplomáticos con China, serán posibles contactos directos de gobierno a gobierno y un diálogo político amplio y de beneficio mutuo, que permitirá definir una agenda bilateral. Así como se tendrá a la disposición contactos a nivel técnico para identificar potencialidades y acciones concretas en las áreas comercial, inversión, desarrollo de infraestructura, apoyo a la MIPYME, además de cooperación científica, económica, técnica, en salud, educación y turismo, entre otras.

Manifestó que tal como quedó plasmado en el comunicado conjunto que se suscribió con ese país, la relación se desarrollará “sobre la base de los principios de respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de uno en los asuntos internos del otro, igualdad, y beneficio recíproco y coexistencia pacífica”.

Durante la reunión, el ministro Castaneda compartió dicho documento con los diputados y apuntó que el mismo está disponible para acceso de todos los salvadoreños en la página web de la Cancillería desde el pasado 21 de agosto.

Asimismo, dijo que lo definido por el Gobierno está en la dirección correcta y que corresponde a las tendencias ineludibles de las relaciones internacionales, “recordemos que nosotros no somos el único Estado que ha tomado esta decisión y ahora somos 178 países que en el mundo mantenemos vínculos diplomáticos con la República Popular China”.

“No quiero continuar sin antes reiterar que estamos muy agradecidos por el apoyo que nos brindó Taiwán; pero consideramos que es un momento en el que debemos dar espacio a otras relaciones que pueden también ser de mucho provecho para nuestro país en general, para nuestro comercio, industria, intercambio cultural y beneficios sociales a favor de la población”, subrayó.

El jefe de la diplomacia salvadoreña también resaltó que es la Constitución de la República, en su artículo 168, ordinal 5°, la que otorga al presidente Salvador Sánchez Cerén la atribución de dirigir las relaciones exteriores.

Mientras que en el ámbito económico indicó que la evolución positiva de las exportaciones nacionales a China, aún sin tener un Acuerdo Preferencial, refleja que el abrir relaciones diplomáticas con ese país fortalecerá el vínculo comercial que ya se mantiene y dará paso a que otros productos se incorporen a nuestra oferta exportable.

En la actualidad, China es el tercer país emisor de Inversión Extranjera Directa en el mundo y para 2017, sus empresas inyectaron más de 124 mil millones de dólares a nivel internacional. De 2010 a 2018, en América Latina y El Caribe ha invertido en 259 proyectos, que ascienden a más de 34 mil millones de dólares, con la creación de más de 90 mil empleos, en los sectores: comunicaciones, tecnología, maquinaria industrial, servicios financieros, componentes automotrices, entre otros.

En 2017, El Salvador exportó a China más de 100 millones de kilogramos de azúcar, equivalentes a cerca de 40 millones de dólares. Para 2018, se han exportado 78.66 millones de dólares, y en volumen 211.8 millones de kilogramos.

El ministro Castaneda indicó, además, que pese a la vigencia del TLC entre El Salvador y Taiwán, las exportaciones de nuestro país hacia ese destino representaron un 0.93% del total registrado en 2017, según datos del BCR, por lo que manifestó que la apertura del mercado chino puede compensar las cuotas de productos contemplados en dicho tratado, como azúcar, café, pesca y los que se deriven de la nueva coyuntura de la relación comercial.

El funcionario explicó que al terminar la vigencia del TLC con Taiwán, los vínculos comerciales hacia ese país se regirán por las reglas establecidas en el marco de la Organización Mundial del Comercio, como sucede actualmente con el resto de naciones.

En otro ámbito, resaltó que el aporte de Taiwán, entre 2014 y 2019, representa el 3.37% del total de la cooperación comprometida para El Salvador en ese período y que de 2009 a 2014, significó el 3.16%, quedando este monto por debajo del recibido de socios como la Unión Europea, el Sistema de Naciones Unidas y el Reino de España.

“Establecer relaciones con la República Popular China nos abre posibilidades de cooperación más amplias y estratégicas, en áreas como energías renovables, interconexión energética, transporte, ciencia, tecnología, innovación y desarrollo social, espacios en donde nuestro país tiene muchos desafíos por superar y en donde la República Popular China ha mostrado una enorme experiencia como líder mundial, lo que por ejemplo nos puede permitir la llegada de profesores y expertos para el intercambio entre estudiantes y universidades”, afirmó el canciller Castaneda.

Sobre la situación de las becas dijo que se están ejecutando medidas inmediatas para que ninguno de los jóvenes se vea afectado y que se han realizado dos reuniones informativas con becarios y sus padres, el 22 y 23 de agosto, en la Cancillería. Resaltó el compromiso del presidente Sánchez Cerén en este sentido y reiteró que se apoyará a los estudiantes que están activos en Taiwán desde 2014 y parcialmente a los de 2017, por lo que en total se financiará con cerca de 1.5 millones de dólares a 49 becarios de pregrado y maestría, a quienes les restan entre 1 y 3 años de formación académica.

“En suma, el establecimiento de relaciones diplomáticas con China permitirá definir una agenda bilateral de interés común, que coadyuve al desarrollo y la prosperidad de El Salvador, y entre otras cosas, a facilitar y favorecer los contactos a todo nivel y en todos aquellos campos que se determinen conjuntamente, incluidos los espacios y foros multilaterales y regionales”, indicó el titular.

El ministro Castaneda expresó a los diputados su agradecimiento por el espacio brindado para aclarar varias de sus dudas “las cuales habían manifestado previamente de manera pública, esta información es también de gran importancia para la población y nos permite demostrar que la decisión de abrir relaciones diplomáticas con la República Popular China, no ha sido a la ligera y se han tomado en cuenta diversas valoraciones y sopesado las múltiples ventajas que representa para nuestro país”.