Portal de TRansparencia

Cancillería resalta legado del diplomático José Gustavo Guerrero

Publicado el 5 de octubre, 2018

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, presidió el acto de develación de la placa en honor al diplomático y jurista salvadoreño, José Gustavo Guerrero, como homenaje al sexagésimo aniversario de su fallecimiento. Dicha actividad tuvo lugar este día en el Instituto Especializado de Educación Superior para la Formación Diplomática (IEESFORD) de la Cancillería.

Durante su intervención el ministro Castaneda resaltó el legado del doctor Guerrero, quien “no solo representó a nuestro país en la escena internacional, sino que también colaboró con la creación de preceptos que nos permiten, aún ahora, vivir una vida más pacífica entre los Estados”.

Entre dichas contribuciones se destacan sus aportes para el Sistema de Naciones Unidas, la Corte Internacional de Justicia, la ley que rige el accionar del servicio diplomático y consular, e incluso del IEESFORD.

Asimismo, el titular se refirió a las gestiones a favor de la integración de la región. “Bajo su iniciativa, se impulsó, en 1947, la reunión de los cinco presidentes de Centroamérica de aquel entonces, para constituir, de manera conjunta, una unión regional. El resultado de dicho encuentro fue el pacto de Santa Ana, el que, posteriormente, sirvió de fundamento para la constitución de la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos, predecesor del actual Sistema de la Integración Centroamericana”.

El doctor José Gustavo Guerrero nació en la ciudad de San Salvador, el 26 de junio de 1876, y falleció el 25 de octubre de 1958 en Niza, Francia. El diplomático se desempeñó como canciller de la República entre 1927 y 1928, fundando en su primer año de gestión la Primera Academia Diplomática en El Salvador. Mientras que a nivel internacional, defendió y dictó el principio de la no intervención en los asuntos internos de los Estados, en la sexta Conferencia Internacional Americana celebrada en La Habana, Cuba, en 1928.

“Hoy, dejamos como legado histórico esta placa como un homenaje al sexagésimo aniversario de su muerte, para hacer imperecedera su ilustre misión resumida en tres palabras: sinceridad, lealtad y equidad”, concluyó ministro Castaneda.

Como parte de esta misma actividad, se presentó además una exposición de fotografías, archivos e implementos que documentan la vida del jurista y sus funciones como representante en el extranjero de nuestro país. Dicha muestra fue concedida por parte de la familia del diplomático a la Cancillería.

En el evento también participaron la rectora del IEESFORD, Claudia Samayoa; la embajadora, Elizabeth Villalta; familiares del doctor Guerrero, miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país, autoridades de gobierno, entre otros invitados especiales.

El próximo 16 de octubre se llevará a cabo un acto en reconocimiento al jurista salvadoreño en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde estarán presentes funcionarios del Ejecutivo y sus familiares.