Portal de TRansparencia

El Salvador participa en la Tercera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y del Caribe

Publicado el 10 de agosto, 2018

La viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, participó en la Tercera Reunión sobre la Conferencia Regional de Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, que del 7 al 9 de agosto tuvo lugar en Lima, Perú.

En este encuentro, al que asistieron 32 países miembros de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), la titular de la Cancillería expuso las acciones que el El Salvador impulsa en el tema migratorio en concordancia con tres instrumentos internacionales: el Consenso de Montevideo, la Agenda 2030 y el Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular.

En su intervención se refirió a esfuerzos como la ampliación de las redes consulares, las normativas específicas para la atención de compatriotas en las diferentes etapas del ciclo migratorio, la apertura de ventanillas para la persona retornada y otros programas de reinserción gubernamental puestos a disposición de los connacionales que regresan al país.

Asimismo, se refirió a la destacada participación de la sociedad civil, organismos de cooperación y entidades religiosas que han aunado acciones a favor de los derechos de las personas migrantes.

La viceministra Magarín también resaltó las iniciativas impulsadas en el marco del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica y del mecanismo Tricamex, este último compuesto por Guatemala, Honduras, El Salvador y México; dos espacios que han sido relevantes para fortalecer la defensa y la promoción de los derechos humanos de los migrantes.

En ese contexto, la diplomática salvadoreña también hizo referencia a la difícil situación y repercusiones que actualmente atraviesan los niños, niñas y adolescentes que han sido separados de sus padres en la frontera sur de los Estados Unidos.

Para concluir, la viceministra Magarín hizo un llamado para que los países continúen trabajando en acciones que fortalezcan la generación de arraigo con las comunidades de origen, especialmente, con iniciativas de emprendedurismo, otorgamiento de servicios básicos y atención a mujeres, sectores vulnerables, entre otros.

Sumado a ello, mencionó que se deben robustecer aún más las medidas para garantizar los derechos humanos de las personas migrantes; la creación de mecanismos de coordinación entre los estados de origen, tránsito y destino; así como asegurar iniciativas especiales destinadas a niños, niñas y adolescentes y para contrarrestar la trata de personas, entre otros.

“Se debe privilegiar el principio de la unidad familiar, no devolución, interés superior del niño y la atención a grupos vulnerables”, sostuvo.

Otro de los retos que señaló es la necesidad de fortalecer los esfuerzos que permitan la atención psicológica y emocional; inserción laboral y productiva y asistencia legal para los migrantes.
“Este tema es difícil de tratar y tenemos el desafío de todos los Estados; no es responsabilidad de una instancia sino de la sociedad entera”, resumió.

La clausura del encuentro fue presidida por la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables de Perú, Ana María Mendieta; el Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Mario Cimoli y el director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Dereje Wordofa Gidda.