Whatsapp RREE El Salvador

El Salvador reafirma en Naciones Unidas su compromiso para alcanzar soluciones conjuntas al desplazamiento forzado en la región centroamericana y México

Publicado el 23 de septiembre, 2020

En el marco del 75º Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill, en representación del Gobierno de El Salvador y como Presidencia Pro Témpore del Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS), y la Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya, copresidieron hoy el evento paralelo de alto nivel denominado “El pacto global sobre los refugiados y el desplazamiento forzado en Centroamérica”.

Dicho espacio, liderado por El Salvador y España, tuvo como propósito fortalecer la cooperación regional, así como las acciones que se impulsan desde el MIRPS, de cara a las movilizaciones humanas involuntarias.

Asimismo, en este foro virtual se destacó la relevancia del MIRPS una iniciativa pionera en la aplicación del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés) y una contribución concreta al Pacto Mundial sobre los Refugiados, la cual es respaldada por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización de los Estados Americanos (OEA)

“Somos un bloque comprometido con generar condiciones de seguridad y prosperidad, en las que las personas no se sientan amenazadas ni forzadas a abandonar sus hogares”, expresó la Canciller Hill, quien también representa a los países que forman parte del MIRPS: Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Panamá.

La máxima autoridad de la diplomacia salvadoreña reiteró la determinación del Gobierno, liderado por el Presidente Nayib Bukele, de propiciar soluciones integrales y respuestas coordinadas de cara al fenómeno del desplazamiento forzado en la región.

Con la expansión mundial del COVID-19, este desafío presentó un reto adicional a las iniciativas enfocadas en la creación de entornos seguros y de oportunidades económicas para la población. Además, la pandemia ha demandado de los gobiernos grandes esfuerzos para garantizar la atención y protección de todas las personas, incluyendo a las poblaciones en situación de vulnerabilidad, como los desplazados por la violencia, la persecución y solicitantes de asilo del norte de Centroamérica, que se sumaron a las 470 mil personas refugiadas en el mundo registradas en 2019, indicó la Ministra Hill.

A pesar de la coyuntura, los países del MIRPS han seguido adelante con la implementación de los compromisos nacionales y del plan anual planteado por El Salvador al inicio de este año, adecuándolos a la situación actual.

Precisamente, la Canciller de la República reportó que se han tomado medidas proactivas para atender a refugiados y desplazados internos en los planes de respuesta a la enfermedad, y en los programas de apoyo social para aliviar el impacto económico que ha tenido la pandemia y las medidas de confinamiento.

Mientras que, bajo la iniciativa “Ciudades Solidarias”, se han consolidado, fortalecido y expandido las alianzas con gobiernos locales, para generar el diálogo con las comunidades y promover la creación de condiciones sostenibles para la inclusión y la autonomía de las personas refugiadas y desplazadas. También, desde el nivel local, se refuerzan las redes comunitarias, que son fundamentales para el tejido social que previene la violencia y fomenta la convivencia pacífica.

Por otro lado, el sector privado ha sido un socio clave para generar oportunidades laborales y medios de vida, facilitar acceso a servicios financieros y fomentar la integración local de las personas desplazadas.

De igual manera se han creado mecanismos de diálogo y coordinación con la sociedad civil, el Sistema de las Naciones Unidas y la cooperación internacional, actores primordiales en el desarrollo de respuestas nacionales y locales a largo plazo. De igual forma, se ha avanzado en el establecimiento y fortalecimiento de sistemas nacionales de asilo justos, eficientes, y adaptables, para contar con medidas que permitan identificar rápidamente a las personas que necesitan protección internacional.

En línea con estándares internacionales y acompañados por un panel de expertas de Colombia e Italia, se conformó el Grupo de Trabajo del MIRPS sobre Desplazamiento Interno, como un espacio para compartir experiencias y conocimientos en la prevención y respuesta a este tema.

“Los planes de acción que estamos implementando dentro del marco del MIRPS están dando resultados para brindar protección a estas personas y oportunidades de rehacer sus vidas con la esperanza de, algún día, poder regresar a casa sin temor. Pero hacen falta recursos y capacidades técnicas para implementar integralmente estos ambiciosos planes”, dijo la Ministra Hill.

Al respecto, resaltó la relevancia de la cooperación española y su liderazgo como Presidencia de la Plataforma de Apoyo al MIRPS, un mecanismo que apunta a dar mayor visibilidad a la temática, y que cuenta, además, con el respaldo de de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Francia, Italia, España, Suecia, Suiza, los Estados Unidos y la Unión Europea.

“Estamos conscientes de todos los desafíos que enfrentamos como países de origen, tránsito y destino. Pero también sabemos que no estamos solos para superarlos. Agradecemos el compromiso de cada uno de los países amigos que se suman a la Plataforma, demostrando que solo a través de la solidaridad y la cooperación saldremos adelante para ayudar a las poblaciones más vulnerables”, concluyó la diplomática.

Al respecto, la Canciller de España, Arancha González Laya, subrayó que la situación de la pandemia intensificará los desplazamientos, por ello, apeló a la importancia de respaldar todos los esfuerzos impulsados por los gobiernos de Centroamérica en este ámbito.

Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, resaltó la importancia del MIRPS y la participación de las naciones y entidades que apoyan esta iniciativa.

“La responsabilidad de proteger a estas personas es responsabilidad de todos, por eso celebro que estemos conversando este tema. La OEA se suma para enfrentar estos desafíos de nuestros hermanos centroamericanos que han tenido que desplazarse”, dijo el Secretario Almagro.

De igual manera, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, destacó este esfuerzo regional, al tiempo que propuso medidas urgentes para el desarrollo económico y social de los migrantes, desplazados, así como para las micro, pequeñas y medianas empresas afectadas por la pandemia.

En el evento paralelo también participaron el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi; así como representantes de los países que conforman el MIRPS y la Plataforma de Apoyo. El diálogo contó con la moderación del Presidente de Honor del Comité Español de ACNUR, Antonio Garrigues Walker.