Whatsapp RREE El Salvador

El Salvador resalta compromiso con reducir los impactos multidimensionales del COVID-19 durante Asamblea General de la OEA

Publicado el 20 de octubre, 2020

En la 50a. Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que este año se realiza bajo el lema “Enfrentando los desafíos de COVID-19 en el Hemisferio: un enfoque colaborativo para abordar vulnerabilidades y construir resiliencia en tiempos de crisis, con base en los cuatro pilares de la OEA”, la Ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill, en representación de El Salvador, manifestó el compromiso de país con el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, la lucha contra la corrupción, así como continuar con los esfuerzos nacionales y regionales a fin de reducir los índices y los efectos del COVD-19.

Este espacio, celebrado a nivel virtual y que constituye el Órgano Principal de la OEA, representado por los Cancilleres del continente, la jefa de la diplomacia salvadoreña señaló que entre los efectos adversos de la pandemia está la profundización de la pobreza y la desigualdad, por ello, instó a sus homólogos y representantes de los países a trabajar en medidas que coadyuven a enfrentar estos desafíos.

“Es más que oportuno que nos encontremos reunidos este día para repensar conjuntamente formas de reducir los efectos de esta situación sin precedentes, así como el rol de la OEA en apoyo a los esfuerzos nacionales para sortear sus efectos y ser resilientes”, señaló la Ministra Hill.

Respecto al ámbito de la seguridad, la Canciller de la República aseguró que “hasta la llegada de la pandemia por COVID-19, la seguridad era el mayor reto en mi país. El crimen y la violencia generada por las pandillas se habían apoderado de nuestra sociedad, desgarrando cada día la vida de decenas de nuestras familias”.

En ese contexto, resaltó que el Plan Control Territorial ha propiciado un clima más seguro desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, y se han salvado un promedio de 9 vidas diarias, saldo que no se registraba desde hace un año y medio.

“No vamos a retroceder en nuestro objetivo de convertir a El Salvador en un lugar seguro para nuestra gente, potenciando, además, las condiciones para atraer más turismo e inversión”, añadió la Ministra Hill.

De igual manera, añadió que se continuarán en las medidas orientadas a la lucha contra la corrupción, situación que también ha frenado el desarrollo nacional.

Asimismo, agradeció el apoyo de la Secretaría General de la OEA, a través de la Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES), entidad que inició sus labores este año, con un carácter autónomo, independiente, neutral y transparente, para acompañar y fortalecer las capacidades del Gobierno de El Salvador y sus instituciones, en la lucha contra este flagelo.

En este pleno virtual, la Ministra Hill también se refirió a las medidas adoptadas por el país a favor de la mujer. “Mi país promueve la adopción de políticas integrales, amplias y diferenciales, dirigidas a la prevención, atención, sanción y erradicación de todas las formas de violencia de género”, enfatizó.

En el ámbito migratorio, la Ministra Hill indicó que el país ha sido congruente en el marco de esta Organización, al liderar espacios como la Presidencia Pro Témpore del Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS) que busca respuestas duraderas para personas refugiadas y desplazadas de la región.

Ante ello, señaló la gravedad de la situación que atraviesan los venezolanos en medio de la pandemia por las acciones cometidas por régimen de Nicolás Maduro.

“El Salvador reitera su más rotunda condena al Régimen de Nicolás Maduro y deplora sus acciones para socavar todos los espacios democráticos”, señaló.

En ese sentido, dijo que “El Salvador no reconocerá los resultados de unas elecciones que carecen de los estándares y observación internacional requerida para garantizar que se realicen en condiciones justas, libres y transparentes”.

Por último, agradeció y reconoció el respaldo de la OEA, por la cooperación brindada durante la crisis de salud y el apoyo otorgado a través del Fondo Interamericano de Asistencia para Situaciones de Emergencia (FONDEM) ante el impacto de las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal en el mes de mayo.

Por su parte, el Secretario General del organismo, Luis Almagro, en su discurso inaugural, se refirió a los desafíos que atraviesa el continente en medio de la pandemia, así como el contexto de seguridad, estabilidad, migración, entre otros.

“Está en nuestras manos cambiar la llamada “normalidad” antigua y nueva. Tenemos la obligación de responder con un enfoque basado en el respeto de los derechos humanos, con cambios en los abordajes a los mismos retos”, añadió el titular de la OEA.

En la Asamblea General, que transmitió su señal desde Washington D.C, Estados Unidos, participaron los cancilleres y representantes los Estados Miembros del organismo multilateral.