Whatsapp RREE El Salvador

El Salvador y Naciones Unidas comparten anhelo para una convivencia pacífica en todo el mundo

Publicado el 20 de septiembre, 2019

Trabajar en la consolidación de la paz es un proceso de construcción diario en el que todas las personas tienen un importante rol que desempeñar.

Ese fue uno de los mensajes que se resaltaron durante la presentación de la obra de teatro “El Canto de la Guacalchía” y el desarrollo del panel fórum homónimo, actividades organizadas  por el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Sistema de Naciones Unidas en El Salvador, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Paz, que se conmemora cada 21 de septiembre.

La jornada, en la que participaron estudiantes del Instituto Nacional “José María Peralta Lagos”, de Quezaltepeque, se llevó a cabo con miras a educar y reflexionar sobre esta fecha dedicada al fortalecimiento de la paz y la buena convivencia en todo el mundo, un anhelo que comparten el Gobierno salvadoreño y el organismo internacional.

“La paz puede ser compleja de conquistar, pero es la mejor y única vía. Por tanto, conmemorar este día nos permite reflexionar sobre los ideales que tienen todos los pueblos para vivir pacíficamente a lo interno y con otras naciones”, expresó el Viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Víctor Lagos, ante los jóvenes.

Asimismo, señaló que  la relevancia que se le da a este valor es tal que se encuentra incluido como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, relativo a la paz, justicia e instituciones sólidas.

Al respecto, el Coordinador Residente del organismo internacional en El Salvador, Andrew Stanhope, confirmó el compromiso de Naciones Unidas con las acciones que contribuyan a alcanzar este objetivo, en las que también se deben tomar en cuenta los principios de inclusión y de  solidaridad. “Estamos convencidos que no dejar a nadie atrás es el más confiable seguro para la paz del mundo”, manifestó.

En ese sentido, mencionó los proyectos que se ejecutan en el país, con el apoyo del Fondo para la Consolidación de la Paz, los cuales han permitido desarrollar iniciativas que han transformado de manera positiva la vida de las personas. El último de ellos es el programa “Paz y reintegración de las personas migrantes en su regreso a casa”.

Los resultados han permitido que el país reciba más cooperación de dicho Fondo para los próximos cinco años, la cual será de gran ayuda para los esfuerzos que realiza el Gobierno del Presidente Bukele en la reconstrucción del tejido social.