Portal de TRansparencia

Estado salvadoreño reconoce responsabilidad y pide perdón por masacre de El Calabozo en San Esteban Catarina, San Vicente

Publicado el 23 de agosto, 2017

En un acto público y a nombre del Estado salvadoreño, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, pidió perdón por los hechos relacionados con la masacre de El Calabozo, ocurrida entre el 17 y el 23 de agosto de 1982, la cual a manos de grupos militares dejó alrededor de 500 víctimas mortales de la población civil en el municipio de San Estaban Catarina, San Vicente.

“Como Gobierno tenemos la convicción de que no podemos mirar hacia el futuro del país, mientras ignoramos y damos la espalda a nuestro pasado. Ya que afrontar y reconocer los hechos ocurridos es esencial para dignificar a las víctimas, y así avanzar verdaderamente hacia la reconciliación de nuestra sociedad y garantizar que nunca más vuelvan a repetirse esta clase de hechos”, expresó la titular de Cancillería.

Con anterioridad, el Gobierno de El Salvador ha reconocido ya la responsabilidad estatal en otras graves violaciones a los derechos humanos en el contexto del conflicto armado interno que tuvo lugar en nuestro país, estableciendo, además, acciones específicas para resarcir de alguna manera y reconocer la memoria de las víctimas y a sus familias.

Es así como se han desarrollado actos de desagravio en diferentes casos, tales como “Rochac Hernández y otros”, “Contreras y otros”, así como las “Masacres de El Mozote y lugares aledaños”. Los cuales correspondieron a sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Recientemente, en el cantón San Francisco Angulo, del municipio de Tecoluca, siempre en el departamento de San Vicente, se llevó a cabo una actividad de esta misma naturaleza presidida por el canciller Hugo Martínez con motivo de la masacre ejecutada en ese lugar el 25 de julio de 1981.

“Esto responde a nuestra política de reconocimiento a la dignidad de las víctimas de graves violaciones a derechos humanos en el contexto del conflicto armado salvadoreño, así como a nuestra política de reparación a las víctimas, con las que el Gobierno del presidente Sánchez Cerén está sumamente comprometido”, detalló la diplomática.

Entre otras acciones de este tipo también se encuentran la creación, en 2014, del Comité Técnico del Consejo Directivo del Registro de Víctimas de Graves Violaciones a Derechos Humanos; igualmente, los programas de acceso a la salud, la educación, la seguridad alimentaria, los mecanismos compensatorios y de dignificación, el reconocimiento de la verdad de los hechos, así como las orientadas a garantizar que estos crímenes no se repitan.

“Pido perdón a cada una de las familias que perdió uno o más familiares durante estos dolorosos hechos, a aquellos que han sufrido por la falta de sus seres queridos, a todas estas familias inocentes que merecen nuestro respeto y nuestra más profunda solidaridad”, expresó la viceministra.

En la actividad también participó el viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda; cuerpo diplomático acreditado en el país; el alcalde de San Esteban Catarina, Marcial Antonio Bolaños, parientes de las víctimas y pobladores del municipio.