Portal de TRansparencia

Gobierno de El Salvador condecora al Nuncio Apostólico

Publicado el 3 de mayo, 2018

El Gobierno de El Salvador, entregó este día la Orden Nacional “José Matías Delgado”, en el grado Gran Cruz Placa de Plata al Nuncio Apostólico, monseñor León Kalenga, en reconocimiento a los eminentes servicios prestados a favor del fortalecimiento de la fe de la comunidad católica del país, desde su designación en febrero de 2013.

La ceremonia fue presidida por el viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda, quien destacó a monseñor Kalenga “por su devoción hacia el beato Monseñor Óscar Arnulfo Romero” y su amor hacia El Salvador, “un país que lo aprecia muchísimo”.

Asimismo, el titular resaltó que nuestro país tiene una relación muy cercana con la Santa Sede y, muestra de ello, son los casi 96 años de vigencia en el trabajo bilateral.

El titular mencionó que “en este período bajo el liderazgo del nuncio apostólico, hemos alcanzado importantes hitos, como primer punto la próxima canonización de nuestro obispo mártir, lo que llevará al primer salvadoreño a los altares y que, estamos convencidos, fortalecerá la fe de iglesia católica a nivel nacional e internacional”.

Además, “contamos con el nombramiento del primer cardenal salvadoreño, en la persona de monseñor Gregorio Rosa Chávez, desde el pasado 28 de junio. Por otra parte, también continúa el proceso para la beatificación de otra de las grandes figuras religiosas en nuestro país, como lo es el padre Rutilio Grande”, detalló Miranda.

Por su parte, el nuncio apostólico agradeció al Gobierno de El Salvador por la distinción otorgada y reiteró su estima por el pueblo salvadoreño. “Agradezco a Dios que me dio la oportunidad de trabajar en esta tierra marcada por la sangre del beato Monseñor Óscar Romero y de tantos otros mártires”, expresó.

Igualmente invitó a “vivir con júbilo la beatificación y el testimonio de ese gran mártir que abogó siempre por la paz, la justicia, los derechos humanos, la reconciliación y la dignidad de los seres humanos, su presencia carismática sigue siendo vida para esta nación y el mundo entero. Su voz sigue escuchándose”.

Al evento asistieron autoridades de gobierno, miembros del cuerpo diplomático acreditados en el país e invitados especiales.