Whatsapp RREE El Salvador

Gobierno de El Salvador y Naciones Unidas lanzan programa para la consolidación de la paz y la reintegración sostenible de población retornada

Publicado el 7 de diciembre, 2018

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, presidió el lanzamiento del programa conjunto “Paz y reintegración de personas migrantes en su regreso a casa”, que el Gobierno de El Salvador y la Organización de las Naciones Unidas impulsarán para fortalecer a las instituciones y los mecanismos para atender a este sector de la población salvadoreña y contribuir a su reintegración económica y psicosocial.

La iniciativa será implementada por los ministerios de Relaciones Exteriores y de Justicia y Seguridad Pública, así como por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“El Gobierno de El Salvador tiene el honor de coincidir, una vez más, con la familia del Sistema de Naciones Unidas, con el objetivo de dar un nuevo paso en materia de paz y post conflicto”, expresó el canciller Castaneda.

En este marco, explicó que “los equipos técnicos de esta Cancillería y del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, junto a los equipos de la Oficina del Coordinador Residente y diversas agencias iniciamos un proceso de negociación y diálogo para verificar componentes específicos en el marco de acciones de atención psicosocial para personas retornadas y otros grupos vulnerables”.

De esta manera, este nuevo Programa ha sido estructurado cuatro grandes áreas que buscan el fortalecimiento de: los mecanismos para la atención inmediata y protección de las personas migrantes retornadas, así como su reintegración económica y psicosocial, entornos seguros construidos por las instituciones de seguridad y justicia en el marco del respeto a los derechos humanos, incluyendo controles internos; y el diálogo para la construcción de una nueva generación de acuerdos de nación.

“Estas áreas de trabajo acordadas son producto de un proceso de negociación y posterior consenso”, agregó el titular de la Cancillería salvadoreña.

Asimismo, este programa está enmarcado en el contexto de la reforma del Sistema de las Naciones Unidas, impulsada a nivel global por el Secretario General de la ONU, Antonio Gutiérres. A nivel local, el coordinador residente en El Salvador será el garante de los resultados, así como el facilitador de estos y del vínculo entre las instituciones nacionales y agencias de la ONU que en él participan.

Este es el tercer programa conjunto que el Fondo de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz financiará en El Salvador, el cual, en esta oportunidad contará con un aporte de alrededor de US$ 4 millones para un periodo de 18 meses.

El mismo fue elaborado junto al Gobierno de El Salvador, que tiene entre sus prioridades estratégicas la seguridad pública y la movilidad humana para el mantenimiento de la gobernabilidad y la paz en el país.

En ese sentido, el programa conjunto desarrollará acciones para fortalecer los centros de recepción, crear mayores capacidades en la red consular y ampliar los servicios de atención psicosocial de las personas migrantes retornadas, con un énfasis en niños, niñas y adolescentes.

Otras acciones impulsadas serán la capacitación y certificación de competencias de las personas retornadas en rubros como la gastronomía, el turismo y la construcción. Asimismo, se proveerá financiamiento, asistencia especializada, monitoreo y seguimiento a emprendimientos productivos de un grupo de ellos y ellas. También se brindarán medidas de asistencia humanitaria inmediata como alojamientos temporales y apoyo para garantizar la seguridad alimentaria de quienes estén en situaciones de vulnerabilidad o desarraigo.

Asimismo, el programa apoyará la generación de acuerdos de nación para la superación de brechas de desarrollo y contribuirá a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, específicamente los relacionados con el hambre cero, la igualdad de género, el trabajo decente y crecimiento económico, la reducción de las desigualdades, y el logro de sociedades pacíficas y justas.

En la actividad, participaron además, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; el representante del Programa Mundial de Alimentos, Andrew Stanhope; la representante residente a.i. del PNUD, Mónica Merino y el oficial de gestión de Recursos para El Salvador, Guatemala y Honduras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Javier Barboza.