Portal de TRansparencia

Presidente Sánchez Cerén y primera dama participaron en misa y audiencia especial con el papa Francisco

Publicado el 15 de octubre, 2018

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez; el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, y el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Jaime Miranda, asistieron este día a una misa de acción de gracias, luego de que Monseñor Romero fuera proclamado como santo por el papa Francisco.

El acto litúrgico, que tuvo lugar en la Sala Pablo VI, de la Ciudad del Vaticano, fue oficiado por el cardenal Gregorio Rosa Chávez, y presidida por el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

Como parte del evento, el papa Francisco concedió una audiencia especial al mandatario salvadoreño y a los titulares de Cancillería en donde se refirió al legado en el ámbito de los derechos humanos. “Supo encarnar con perfección la imagen del buen pastor que da la vida por sus ovejas (…) ejemplo de predilección por los más necesitados de la misericordia de Dios, estímulo para testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la iglesia”, indicó.

Asimismo, lo calificó como “pastor insigne del continente americano”. “El pueblo de Dios lo quería, porque sabe olfatear bien donde hay santidad”, añadió.

Igualmente, se dirigió a la población salvadoreña que ha sido partícipe por medio de las diferentes actividades que se desarrollaron desde el territorio nacional. “Envío mis saludos a todo el pueblo santo de Dios que peregrina en El Salvador, y hoy vibra por el gozo de ver a uno de sus hijos en los altares”.

En este espacio, las autoridades salvadoreñas brindaron un saludo al papa Francisco. Por su parte, el presidente Sánchez Cerén agradeció el nombramiento y reiteró la relevancia del santo. “Su mensaje tiene un valor universal, y coincide con las más altas aspiraciones de paz y justicia de la humanidad. Casi cuatro décadas después de su martirio su mensaje de amor y justicia resuena más potente que nunca por todo el mundo”, señaló.