Portal de TRansparencia

Salvadoreños que residen en exbolsones sostienen un diálogo histórico con el presidente Sánchez Cerén

Publicado el 9 de septiembre, 2017

Representantes de la población salvadoreña que reside en los exbolsones fronterizos con Honduras fueron los invitados, este día al programa Casa Abierta, donde conversaron con el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y le agradecieron la intervención de su gobierno en diversas áreas sociales y económicas.

“Hemos esperado 25 años para poder hablar con un presidente cara a cara”, fueron las palabras de Carlos Arturo Argueta, habitante del caserío la Galera, una de las comunidades salvadoreñas en territorio de hondureño, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, que este 11 de septiembre cumplirá un cuarto de siglo de haber sido emitido.

Estas comunidades, cuya población asciende a unas 22 mil personas, reciben múltiples atenciones del gobierno a través de un esfuerzo interinstitucional, coordinado por la Cancillería y apoyado por la Dirección General de Migración y Extranjería, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, FOSALUD, entre otros.

“Este es un día histórico. Debo reiterar al gobierno de El Salvador nuestro agradecimiento por su voluntad política expresada en los resultados positivos obtenidos en diferentes procesos”, dijo el líder comunitario Carlos Arturo.

Asimismo, José Ángel Benitez, agradeció al presidente Sánchez Cerén, “por tomar en cuenta a todos los habitantes de los sectores delimitados, especialmente en el área de agricultura”.

“Nos sentimos tan satisfechos los agricultores de ser parte de este gran proyecto de agricultura, se han entregado más de 11 mil paquetes de semilla certificada y asistencia técnica”, afirmó.

De igual forma, Emilia García de Ventura y Máxima Nolasco de García dieron las gracias al mandatario por el respaldo al sector femenino en la zona, y le solicitaron que se incremente más con programas de emprendimiento que les permita aportar a la economía y sostenimiento de sus familias.

“También somos agricultoras, podemos trabajar la tierra, podemos tener nuestro pedazo de milpa, desde pequeñas nos enseñaron que podíamos trabajar la tierra. Necesitamos un fondo semilla que nos permita trabajar”, dijo Máxima Nolasco.

Por su parte, Pedro Amaya Hernández dio fe de la intervención del gobierno salvadoreño en las comunidades delimitadas no solo con programas de desarrollo, sino también como facilitador en procesos administrativos con el gobierno hondureño.

Rosedio Martínez, del Caserío La Laguna, dio las gracias al gobernante por la legalización de títulos de propiedad, que les dan certeza jurídica sobre los inmuebles en los que habitan o siembran.

“Somos parte de esos 415 títulos que ha sido entregados. Agradecerles, quiero reconocer ese gran esfuerzo que está realizando, porque ya con esa seguridad que tenemos en esas propiedades podemos trabajar a gusto, podemos hacer uso de esa propiedad sin el temor que se nos llame usurpadores”, expresó.

De igual forma, Abdon Ventura dio las gracias al gobierno del presidente Sánchez Cerén, por su gestión para que él y muchas personas puedan contar con la doble nacionalidad, lo que les facilita la realización de diferentes procesos administrativos.

Por su parte, el gobernante reiteró su compromiso de seguir apoyando a la población de los exbolsones en las diferentes áreas sociales y económicas, y destacó que sobre la base de esta Convención de Nacionalidades y Derechos Adquiridos, la resolución de todos estos problemas corresponderá tanto al gobierno salvadoreño como al hondureño.