LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
EN ES

El Salvador suscribe con UE y ONU, la segunda fase de Spotlight

Con el propósito de continuar apoyando los esfuerzos nacionales para la erradicación de la violencia contra las mujeres, adolescentes y niñas, las Naciones Unidas, la Unión Europea y el Gobierno de El Salvador firmaron una ampliación del programa para implementar una segunda fase de la Iniciativa Spotlight en el país, con acciones de alcance nacional y local en tres municipios: San Salvador, San Martín y San Miguel.

Con esta ampliación, el proyecto consolidará los resultados obtenidos en la primera fase referidas al fortalecimiento de las instituciones responsables de atender y proteger a las mujeres y niñas que enfrentan violencia, en la generación y difusión de datos las políticas públicas y los servicios que se implementan.

La Iniciativa Spotlight es un asocio global entre la Unión Europea y las Naciones Unidas que busca eliminar todas las formas de violencias contra las mujeres y niñas para el 2030.

En El Salvador participan cuatro agencias de las Naciones Unidas (ONU Mujeres, UNFPA, UNICEF y PNUD) que aportan su experiencia y han adoptado un enfoque integral de trabajo conjunto.

En Latinoamérica está enfocado en la erradicación de los feminicidios y se ejecuta también en Argentina, Ecuador, Honduras y México.

Actualmente, Spotlight ha iniciado su tercer año de implementación en el país. Al finalizar el cuarto año de este proyecto, se habrán invertido en el país US$ 10,285,714.

La Iniciativa Spotlight está contribuyendo al fortalecimiento de las instituciones del Estado con equipamiento y formación especializada de funcionarios y funcionarias, para mejorar los servicios de atención para las mujeres y las niñas.

El acto de firma de la extensión del programa con el Gobierno de El Salvador fue presidido por la viceministra de Relaciones Exteriores, Adriana Mira; el embajador de la Unión Europea, François Roudié, y, en representación de las Naciones Unidas en El Salvador, la representante del UNFPA, Neus Bernabeu.

“Ser parte de la Iniciativa Spotlight es reflejo del compromiso del Gobierno del Presidente Nayib Bukele, que impulsa acciones, desde todas las instituciones del Estado, para que se conduzcan hacia la igualdad y prevención de la violencia”, manifestó la viceministra Adriana Mira durante la actividad.

Por su parte, la representante del UNFPA, Neus Bernabeu, agradeció el esfuerzo interinstitucional que ha reflejado avances en su primera etapa de implementación.

“Lo que queremos es consolidar los avances que se han hecho, queremos asegurar sostenibilidad de estas acciones con las instituciones responsables y estamos trabajando desde ya en una estrategia de sostenibilidad, pero también en acelerar algunos logros concretos en algunos desafíos que todavía tenemos, queremos avanzar para esos servicios se presten con calidad, la atención que las mujeres necesitan”, indicó la representante de Naciones Unidas.

“La igualdad de los valores fundamental para la Unión Europea, no solo de la UE, para nosotros es un imperativo, moral, pero también social, económico, político, es la multiplicación de oportunidades, el empoderar a las mujeres y las niñas, es cambio, modernidad, es lo que nos ayuda adaptarnos a todos los retos que tenemos”, indicó, por su parte, el embajador Roudié.

Además, se trabaja con la sociedad civil para acompañar y empoderar a las mujeres y niñas con el fin de prevenir la violencia de género en las comunidades, y con las municipalidades para fortalecer los mecanismos locales de prevención y los servicios de atención para las mujeres, adolescentes y niñas víctimas de violencia.

El Salvador reconoce que para erradicar este complejo problema se requiere de esfuerzos coordinados y multisectoriales de las instituciones y toda la sociedad, así como es necesario promover acciones diferenciadas que contribuyan al cambio de actitudes y prácticas y modelos sociales que favorecen la discriminación y la violencia contra las niñas, adolescentes y mujeres, así como mejorar los servicios especializados que son esenciales para garantizar el derecho de las mujeres y niñas a vivir una vida libre de violencia.